Diseño y desarrollo de páginas web económicas, administrables y optimizadas (Barcelona)

David Oliveras diseño y desarrollo web

Reducir el porcentaje de rebote

Uno de los datos más interesantes a la hora de consultar las estadísticas de nuestra web mediante Google Analytics es el porcentaje de rebote.

La mayoría de nosotros nos obsesionamos con la cantidad de visitas más que con la calidad, lo que coloquialmente decimos de a ver quién la tiene más larga . Pues sí, en este caso también la calidad es mejor que la cantidad.

El porcentaje de rebote (bounce rate) es una variable que servirá para evaluar la fidelidad de nuestros visitantes y concluir si estamos llegando a un público objetivo. Nos indica el porcentaje de usuarios que han abandonado la web desde la misma página de entrada (landing page), por lo tanto, cuanto más inferior sea esta proporción más calidad de visita podremos deducir que tenemos. La mayoría de webs se mueven alrededor de un 50% de rebote, lo que en ningún caso justifica que nos quedemos de brazos cruzados y digamos que ya estamos contentos por aquello de la media.

¿Verdad que queremos mejorar?

Reducir el porcentaje de rebote

Reducir el porcentaje de rebote

Reducir el porcentaje de rebote

Para retener el visitante a tu web y conseguir fidelizarlo intenta seguir estos consejos que mejorarán el porcentaje de rebote sí o sí:

  • Ofrece un contenido interesante, único y de calidad que genere interés al visitante. Y en este sentido es muy importante tener un título claro y descriptivo que no lleve a la confusión.
  • Revisa la calidad SEO de la web analizando el porcentaje de rebote por palabras clave en búsquedas orgánicas para determinar si estás teniendo visitas equivocadas debido a una mala práctica en la optimización del contenido web en los buscadores.
  • Muestra contenido complementario al principal, tal como productos o entradas relacionadas a la que estas ofreciendo para intentar atraer la atención de la visita. Es de vital importancia categorizar y etiquetar correctamente el contenido para poder ofrecer lo que está buscando el usuario.
  • Haz que los enlaces externos a otras webs se abran en una ventana nueva y no en la existente para evitar que abandonen la web rápidamente.
  • Diseña una navegación de menús fácil, intuitiva y comprensible para mejorar la experiencia del usuario.
  • Asegúrate que la web se visualiza correctamente en todos los navegadores.
  • Optimiza la velocidad de carga de la página. Si tienes contratado un hosting lento o sobrecargas la web de publicidad o imágenes excesivas podrías perder visitas por este motivo. Y es que la paciencia no es una virtud 2.0 :)
  • Y customiza la página de error 404 con contenido relevante. A veces una página deja de existir dentro de nuestra web pero aún recibe visitas por parte de los buscadores. Sino quieres perder el usuario, ofrece contenido “extra” para que continúe navegando y no se vaya a la primera de cambio.

Y si todo esto todavía no te he convencido, piensa que con el nuevo algoritmo de indexación de Google, el porcentaje de rebote es un factor muy a tener en cuenta a la hora de aparecer bien posicionado en los resultados de búsqueda. Como decía aquel, “los pequeños cambios son poderosos!” :)

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!